Encuentro

Resumen "Encuentros para el diálogo"

Madrid. 14/12/2015

"Potencial Humano y cambio desde la naturaleza", presentado por el psicólogo Juan Cruz González.

No se planteó de una manera común al modo de conferencia sino que desde el primer momento se invitó a los participantes a que fuesen sujetos activos del encuentro. Del mismo modo que la naturaleza funciona como una sola unidad, dentro de su diversidad, en este encuentro se quiso que la aportación de cada participante fuese no solo necesaria sino indispensable.

Una de las nuevas dinámicas de los encuentros es la necesaria contribución del arte para crear un espacio distinto desde el primer momento. En este encuentro se comenzó con música interpretada al piano y a la guitarra. La fundación Nehal está abierta a sugerencias de los participantes si desean comenzar con alguna colaboración artística previo aviso.

 

La presentación del tema tuvo una aportación de Juan Cruz muy especial, ya que habló de su nuevo libro La piedra del cambio, que habla sobre el necesario cambio que tenemos que llevar a cabo tanto individual como socialmente, para salir de nuestra zona de confort y desarrollar todo nuestro potencial innato y capacidades, para que de este modo, cada individuo pueda beneficiar al conjunto de la sociedad.

Posteriormente se leyeron los textos que trajeron algunos de los participantes. Compartimos uno de ellos, del sabio hijo del fundador de la Fe Bahá'í Ábdu'l Bahá :

Texto de "La sabiduría de Ábdu'l Bahá":

Reflexionad: la unidad es necesaria para la existencia. El amor es la verdadera causa de la vida; por el contrario, la separación acarrea la muerte. En el mundo de la creación material, por ejemplo, todas las cosas deben su vida presente a la unidad. Los elementos que componen la madera, el mineral o la piedra, se mantienen unidos por la ley de atracción. Si esta ley cesara de actuar por un momento, estos elementos no se mantendrían unidos, se desintegrarían, y el objeto dejaría de existir en esa forma particular. La ley de atracción ha reunido ciertos elementos en la forma de esta hermosa flor, pero cuando dicha atracción se retira de su centro, la flor se descompone y, como flor, deja de existir.

Lo mismo sucede con el gran cuerpo de la humanidad. La asombrosa Ley de Atracción, Armonía y Unidad, mantiene unida a esta maravillosa Creación. 

Así como es con el todo, es con las partes; tanto sea una flor o un cuerpo humano, cuando el principio de atracción se retira de ellos, la flor o el ser humano mueren. Resulta claro, por consiguiente, que la atracción, la armonía, la unidad y el Amor son la causa de la vida, mientras que la aversión, la discordia, el odio y la separación acarrean la muerte.

 

Después se pasó a grupos más pequeños y se contestó cada uno individualmente a una serie de preguntas que se propusieron para reflexionar:

-¿Es necesario el cambio?¿En qué consiste ese cambio?

-Imagina un nuevo entorno, ¿Cómo sería ese sistema en el que es posible el desarrollo del individuo y del conjunto de forma armoniosa y respetuosa?

-¿Qué potencial innato y talentos puedo aportar a mi entorno humano y natural para mejorarlo?

 

De todas estas preguntas salieron innumerables y diversas aportaciones de gran valor.

A la primera pregunta se respondió mayormente que sí, pero algunos también pensaron que no, ya sea porque si se está bien y feliz no hace falta cambiar, o ya sea porque lo queramos o no, ya estamos metidos en el cambio de una manera inconsciete.

En la segunda pregunta se habló mucho de la necesidad del Amor, como herramienta indispensable en un nuevo entorno y también de la importancia de pasar a la acción y no quedarse solo en palabras.

Compartimos el escrito de uno de los participantes:

"Me es difícil anticipar qué forma precisa tomaría, pero veo claros algunos elementos: primero, que ese propósito esté asumido explícitamente por toda la comunidad, si queremos realmente dar forma a una sociedad así, es cuestión de ir repensando cada aspecto de la sociedad para que responda a ese objetivo. Segundo, requiere que se involucre cada individuo, no se puede dejar a unos pocos la responsabilidad de mejorar el mundo. Tercero, tendríamos que aprender, paso a paso, definiendo las cosas a partir de la experiencia, no podemos saber como sería porque no lo hemos visto nunca."

 

En respuesta a la tercera pregunta, cada uno compartió los talentos que cree tener para mejorar. Interesante fue la reflexión de que los talentos que se tienen, en muchas ocasiones, cobran sentido cuando se comparten con los demás, no cuando se los queda uno para sí mismo.

Después de volver al grupo grande, donde compartimos todos nuestra visión, concluimos con el relato de una pequeña parte del libro de Juan Cruz, La piedra del cambio, que cobró mucha fuerza tras haber reflexionado sobre ese tema durante el tiempo que duró el encuentro.

 

La fundación Nehal está muy agradecida a Juan Cruz por su disposición y a los participantes por su valiosísima aportación. Esperamos que siga creciendo este espacio de diálogo y pensamiento, y deseamos verle en el siguiente encuentro.

 

Si desea recibir la invitación envíenos su dirección de e-mail al correo: info@fundacionnehal.org

 

Todo gran proyecto se construye sobre el esfuerzo
y trabajo de muchas personas.
fundación Nehal @ 2014   E-mail: info@fundacionnehal.org   Teléfono: 34 91 6383374   Fax: 34 91 6382220